Datos personales

Mi foto
Al norte del sur., Spain
En el norte del sur del centro del mundo, no hace frío, ni calor. Se podría decir que se está bien, aunque el clima no es confortable. Dejémoslo, no obstante, como está; por si las moscas.

sábado, 24 de mayo de 2008

MARENOSTRUM

 
Posted by Picasa






La última prenda emergió hace apenas unas olas. Nuestras ropas han quedado abandonadas en la arena, aún recalentada por el sol abrasador de la tarde, que se extingue bajo un cielo avioletado.

Los dos con el agua al cuello, dejamos mecer nuestros cuerpos al amparo de las suaves ondas de un mar en calma, mientras seguimos entrelazándonos por los dedos; y nos seguimos besando sin codicia entre saltito y saltito, cada vez menos hermanos.

Ya hace rato que el tiempo quedó suspendido, y sin embargo es de noche...cuando una mano amable me rescata de la creciente marea para llevarme a saltitos hacia la orilla mojada. Justo ahí, donde juntos heredamos de las olas moribundas sus últimos restos de espuma en el momento en que expiran. Lentamenteahora...con aire tierno y cansino ...extiende sobre la playa todo su cuerpo desnudo, fresco y a la vez tibio...abandonado a la suavidad placentera de este instante larguísimo...

Sus dientes, blanco fosforecente a la temprana luz de luna, insinúan con candor media sonrisa, mientras las horas de sol van subiendo a sus mejillas, iluminándolas poco a poco...de golpe...

De sus ojos entrecerrados mana una perla expectante y miope, mientras un levante adolescente juega, travieso, a ocultarlos tras el dócil oleaje de su pelo ensortijado. Y rasguñando, huidizo, por los flancos de sus muslos, va desatando seísmos que exacerban su epidermis y enardecen los bombones de sus pezones salados.

La luna nos guiña un cráter...Y a lo lejos nos azuzan, encandiladas y cómplices, las sirenitas de Ulises...



9 comentarios:

Anónimo dijo...

En esas playas de todos y de la luna,
cuántos instantes se cuelan en la arena
como lágrimas en alfombras sucias,
como navajas en carnes tensas.
Pronto recogeré también
los encajes que dejan las olas
para vestir con ellos tu desnudez.

Preciosa evocación. Un abrazo.
Hacefalta.

Arturo dijo...

Por las palabras y la música: esta entrada podría ser el sueño de un Leandro fatigado bajo las olas. Saludos.

eSadElBlOg dijo...

suspiro con cara de boba

Misántropo dijo...

Fatigado no, Arturo, sino algo despeñado. Exacto. Puede que me faltara, quizá, la brabura de Lord Byron.

No me negarás, sin embargo, que se trata de un "destino" singular...Soñarlo, claro.

Un abrazo.

libertad dijo...

Ooohhhh! Qué pasada! Esa imagen de portada ¿de dónde es?, tus letras, el anochecer, la música. Eres único creando circunstancias. Y sabiendo que hay que crearlas.
Un beso fuerte
Una preciosidad

Misántropo dijo...

"v"

* Sine die * dijo...

Ahhh, Mis...

(ya ves, solo me nacen suspiros...)

Anónimo dijo...

Si ya es una gozada imaginarlo, además contarlo, es la repanocha.
Precioso.
Tu/te Okupa

De cenizas dijo...

wowwwwwwwww...
Bufff... y con esa música... jejeje

un abrazo... desde luego...