Datos personales

Mi foto
Al norte del sur., Spain
En el norte del sur del centro del mundo, no hace frío, ni calor. Se podría decir que se está bien, aunque el clima no es confortable. Dejémoslo, no obstante, como está; por si las moscas.

martes, 3 de febrero de 2009

EL BESO ( síndrome tripolar )

-PRIMAVERAS

Marta es una pesada y una asquerosa. Ya es bastante rollo tener que sentarme a su lado en el pupitre pero, encima, se me pega siempre en el recreo como una lapa y no me deja almorzar tranquilo. Yo me aguanto y le sigo la corriente porque ya sé que la pobre se gusta de mí. No es ningún secreto; las gemelas Hurtado que son sus mejores amigas lo han largado por toda la clase, y nos señalan con el dedo y se ríen como idiotas.

Pero está arreglada Marta si se cree que me voy a hacer su novio. Es simpática y muy lista y me ayuda siempre en los quebrados, pero no me gusta nada; es un palo de escoba con trenzas y tiene la frente llena de granos. Yo cuando se pone tonta y me dice cosas raras sólo tengo ganas de salir corriendo.

El martes se pasó de la ralla y yo me fui y la dejé ahí plantada. Nada menos que le dio por chupetearme los morros y al mismo tiempo me puso la mano ahí ¡PUAJJJ qué asco! Corrí a lavarme los dientes pero no se me quitó ese gusto a chicle del aparato que lleva en la boca.

Desde ese día no me mira. Y yo tampoco le hablo porque estoy mejor así. Además no pienso perdonarla hasta que se me cure este dolor de tripa.



--LOS VIEJOS ROCKEROS NUNCA MUERDEN


Nano, no veas qué rollo más chungo con la pava esta. Me pilló baja la guardia el día que se me ocurrió sentarme a su lao en la autoescuela. Me ha cogido una querencia que no hay manera de salir solo al descanso a tomarme mi birrita con panchitos. Yo la invito, claro; uno es un caballero y además canta a colgá que no veas. No te lo pierdas que somos el culebrón de la peña y hasta hay un par de amigas monguis que nos miran con cara de borrego degollao.

Pero lo tiene claro esta piba si se piensa que se va a salir con la suya. Y no es que lo lleve mal, qué va, ya te digo yo que si no fuera por ella no acabaría ni un test; pero si la vieras, es una jirafa y además no tiene tetas. Se le ve a la milla que me quiere arrinconar contra las cuerdas.

El otro día saltó la liebre. Aprovechando que estábamos solos en el descansillo le faltó tiempo pa meter mano a la pana y enchufarme el pico como un calamar. A mí ¡te imaginas! Pero yo, controlando, me sequé los labios con la manga de la chupa y la dejé allí tirada.

Estos días anda un poco rara, como alucinada. Pero yo como si nada, castigando. El marrón es que la miro y me acuerdo de aquello. Ná, dos salivazos. Pero se apodera de mí un muermo que me veo yo que suspendo otra vez el teórico.


---ME LO DECÍA MI MADRE

Cuando uno va levantando cabeza siempre llega alguien que lo desbarata todo. Y esa idea tan macabra de intercalar por sexos las habitaciones; claro, le tenía que tocar a mi lado precisamente a ella, pared con pared. Así no hay quien duerma. Menos mal que hay pestillo. Lo peor son las comidas; ya de entrada yo procuro madrugar más que nadie para llegar al desayuno el primero, pero aún no me he sentado y ahí viene ella, bandejita en mano y con una sonrisa fresca que a saber que aviesas intenciones esconderá. No hay duda de que me persigue, pero al fin y al cabo somos compañeros de cursillo y no tengo más remedio, no vaya a tomarme por un mal educado, que invitarla a sentarse conmigo. El grueso del grupo no tarda en aparecer. Y hay que ver las sonrisitas socarronas, y las maldades que pueden estar susurrándose al oído.

Aunque ella no me conoce. No sabe con quién se la juega. Bien es verdad que se la ve especialmente dotada para esto del marketing (lo que me da que pensar quién me mandaría a mí meterme en estos berenjenales) y, puestos a sufrir, no pocas habilidades y recursos aprendo con su charla; aunque carezca de su frescura, casi diría descaro, ni pueda lucir un talle tan agresivo. Y digo agresivo porque me apunta a mí, directamente.

Pero hasta ahí podíamos llegar. La otra noche, con la excusa de prestarme un libro muy famoso sobre la inseguridad y cómo darle la vuelta se coló en mi habitación. Tonto de mí, cuando me pude dar cuenta ya la tenía encima, babeándome la cara y buscando no sé qué por mis bolsillos. Por fortuna me pude fajar de un brinco y correr al primer lugar seguro que se me ocurrió: su habitación. Y ahí me encerré con pestillo.

Ahora ella duerme en mi cama y yo sobre su alfombra. Pero lo peor es que aquí todo me recuerda el incidente, y no logro apartar de mí ese salvaje tufillo de mi agresora. Lo que está claro de momento es que no podré atreverme a cruzar esa puerta hasta que empiece a beneficiarme de los efectos de la medicación; a la que me he visto obligado a volver a recurrir.




Existe una cuarta versión, pero resulta tan vulgar que mejor me la callo. Porque, como dijo San Agustín: "Yo soy tres, y estoy en cada uno de los tres por completo.".

O eran dos......o eran cuatro....O no era San Agustín?...ooooooo....ufff¡qué sueño me está entraaaaaa...aaannn.......nndddzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz



11 comentarios:

* SINE DIE * dijo...

Oighs!.....pues conste que me he quedado con "hambre" de esa cuarta versión...jejeje ;)

Besitos, Mis

Casilda dijo...

Ya estas soltando la versión que falta.......
Un beso

De cenizas dijo...

Claro caso de esquizofrenia el de san Agus.
Me gusta el registro de la segunda... ¡lo dominas! jajaj ¡Chaval!


un abrazo¡¡¡

libertad dijo...

jajajaja....gracias por hacerme reír!
Un besazo!

Anónimo dijo...

¡ Hola!.
Demasiado tiempo sin entrar en tu casa por mil razones que no viene a cuento comentar, pero es un gusto hacerlo.
Con la primera versión pensaba que estabas copiando algún texto de un libro (fíjate si me parece bueno), y con la segunda, aparte de empanarme de por donde iban los tiros, estoy de acuerdo en que el lenguaje lo dominas de maravilla.
Espero que las plantas estén de lo más lucidas a pesar de mi ausencia.
Besos,
Tu/te Okupa.

Misántropo dijo...

Pues te aseguro que es la única mínimamente fiable. Y la tienes en los morros, Sine.

Un beso.

Misántropo dijo...

Un poquito imperativa te ha salido, Casilda (me suena) tu primera inmersión en mi cueva.

Pero te confiaré (ya que es la primera) un secreto; que no lo es: La cuarta versión, la más auténtica, está editada en el post. Aunque imposible leerla.

Un beso.

Misántropo dijo...

¿Que pasa titi. Te vas a rajar ahora de mis orígenes lumpen? Claro que, como muy bien dice mi madre, eran otros tiempos. Quiero decir que, más que dominarlo yo, me domina.

En cuanto a la esquizofrenia, habría que contar con el censor de San Agus, De cenizas; que en algunos montes, el orégano brilla por su ausencia.

Del tercero ¡oink! no dice nadie nada.

Un abrazo.

Misántropo dijo...

Tú sí que te tomas, como siempre alegremente, la libertad, mi querida Libertad, de entenderme abiértamente.

O sea, que las gracias para tí.

Un besito con bufanda.

Misántropo dijo...

Uy las plantas. Yo no sé qué les habrás contado de regímenes okupas, pero cuando intento regarlas yo, me escupen. Y menos mal que has llegao a tiempo por que me da a mí que se estaban haciendo carnívoras, las pobres. Pero te diré, para tu tranquilidad, que a estas alturas ya ponen otra cara.

En cuanto a lo otro, no puedo más que agradecer humildemente el ánimo; viniendo de donde viene.

Por las señas ya ni te pregunto ¿no?

Ésta mi casa. Un beso.

Anónimo dijo...

las gemelas Hurtado que son sus mejores amigas lo han largado por toda la clase, y nos señalan con el dedo y se ríen como idiotas.

Este comentario lo haces para que al buscar Las Hurtado salga esta pagina y asi pueden leer tus idioteces? No se donde esta la p... gracia.
Menos mal que no se te ocurrio poner al Obispo porque sino ni tu madre te lee.
Desde luego tienes una caverna hueca por cerebro.
Javi Sanchez -Oviedo