Datos personales

Mi foto
Al norte del sur., Spain
En el norte del sur del centro del mundo, no hace frío, ni calor. Se podría decir que se está bien, aunque el clima no es confortable. Dejémoslo, no obstante, como está; por si las moscas.

sábado, 24 de febrero de 2007

CARTA BLANCA

Como he leído hoy por aquí (aquí es el mundo), Febrero se derrite gota a gota en el calendario, dejando un caldillo viscoso con posos otoñales de invierno incierto, incomprendido y desahuciado. Ésto es así, parece ser, en el mundo entero.

De corrido han pasado sin apenas darnos cuenta, todas las celebraciones del invierno. Recuerdos que uno asocia al motor impertinente del tembleque continuo; fotos movidas por falta de base, por falta de templanza. De largo han pasado este año las amables sonrisas de las vendedoras ambulantes de castañas, que te calentaban las manos y el alma. De lejos, las bulliciosas risotadas de los niños, temblando a lomos de un trineo; los abrazos de camaradería de las máscaras de carnaval, aullando de frío. De lejos las rosas escarchadas, con lacito de regalo. De lejos, pasa este invierno.

Bueno ¡y qué! Ya vendrán más adelante las rebajas; de momento, fuera bufandas y guantes. Vamos a vivir con alegría y dignidad (por ese orden)esta primavera anticipada, libres de toda preocupación meteorológica; no vaya a ser que, aún no queriendo, acabemos quemándonos sin remedio.

Pasemos página, pues, al almanaque. Sin miedo.

Música, maestro.

12 comentarios:

Pedro (Glup). dijo...

Querido Misántropo, no tenía ni idea de quién era Zelenka. Un día en la Fnac de Preciados lo escuché en ese cuarto de audición que parece una garita o un cuarto de portera. Me llevé el Cd a casa, claro. Y lo escuché 100 o 200 veces.
Tu selección de hoy me parece deliciosa. El fagot, que quieres, me recuerda a las sardanas de Sabadell a finales de agosto. Gracias.
¿Ves? Al final ha levantado el día. Saludos.

Calle Quimera dijo...

Febrero se derrite, apenas quedan ya tres gotas que se deslizan por la nariz ganchuda del anciano invierno, que empieza a dar sus últimos y renqueantes pasos por las calles escarchadas de la ciudad...¡Larga vida a la primavera!

Saludos.

Tautina dijo...

A mí no me gustan los inviernos fríos, ni las tristezas de los días grises y húmedos. Yo que soy girasol sol sol adoro la primavera temprana, mi querido Misántropo, así que además de disfrutar de la cadencia deliciosa de tus palabras y de ese precioso simil surrealista del febrero derretido, disfruto del anuncio que nos haces.
Ojalá la primavera se instale tambien pronto en mi corazón.
Besos.

25palabras dijo...

suerte de primavera anticipada tienes
aquí parece que nos hemos quedado con el jardín del gigante egoísta

Ofelia Lopez Pez dijo...

Tampoco yo conozco a Zelenka. En Herderos tomaremos medidas para solucionarlo....


Misantropo tiene un gusto musical de loa continua...

Misántropo dijo...

Te imagino, querido Pedro, levitando en la garita de Preciados; no te imaginas la de veces que me ha pasado a mí eso mismo, o parecido. Muy bueno el símil; no te creas que está tan lejos Zelenka de un alegre trio de tenoras, tras tremenda calçotada bien regadita.

Bueno, si el día levantó, fue en gran medida porque ambos quisimos. Mañana lunes. Habrá música de lunes.

Un abrazo.

Misántropo dijo...

Por aquí, quimera, ya casi huele a pólvora. Y eso que me pilla lejitos.

Abrazoss.

Misántropo dijo...

Mi querida Tautina, la primavera VIVE en tu corazón; así que no te quejes.

Me pone mucho el feeling; a pesar de todo.

Un beso.

Misántropo dijo...

Hola, 25. Aquí también llueve con ganas, no te creas.

Sin embargo el invierno está ya, definitivamente, derretido. Algo pasa.

Un beso.

Misántropo dijo...

No ¡por dios!, Herederos, no toméis medidas para solucionar a Zelenka; no tiene, afortunadamente, remedio...

En cuanto al gusto (por la música), si usted lo dice, por algo será.

Y engrasa un poco las bisagras de tu portal; que ¡Hay que ver cómo sóis!

En fin. Un placer.

GLAUKA dijo...

Me gusta el invierno, bueno, lo que de verdad me gusta es la ropa de invierno: bufandas, abrigos, botarras jajajajajaja!!!! Claro que la primavera no está mal del todo tampoco (y no, no lo digo por la vestimenta, que esa me gusta menos ;))

Lo que no me gustan son la fiestas invernales.Nada.

Elen dijo...

Extraño invierno, aunque creo que se dejó seducir, ya sabes por quién, habrá que perdonarlo la primavera es irresistible.

Mmmm, ..este año, añoré mi naricilla roja y los puñitos apretados dentro de los bolsillos del abrigo.Esperaremos el invierno que viene, no?


Petonets